ACOLAP

LA SEGURIDAD DE LOS PARQUES DE DIVERSIONES EN COLOMBIA ES CUESTIÓN DE LEY

Posted on: julio 29, 2013

Una Ley que involucra a los operadores, a los dispositivos de entretenimiento, a los fabricantes, proveedores, a los usuarios y a las autoridades en el compromiso con la seguridad.

Cuando hablamos de los parques de diversiones hay una palabra que se asocia de manera inmediata, “Seguridad”; en el mundo ésta es una condición “Sine qua non” para la industria del entretenimiento y Colombia tiene la fortuna de ser uno de los pocos países en Latinoamérica que cuenta con una Ley de Parques, la Ley 1225 de 2008 y la resolución Reglamentaria 0958 de 2010 del Ministerio de Comercio Industria y Turismo.

A pesar de que la primera suma ya 4 años desde de su expedición y la segunda dos, es muy poco conocida, aún por quienes forman parte de la industria, es por esto que desde ACOLAP –  Asociación Colombiana de Atracciones y Parques de Diversiones -, gremio que agrupa a los más importantes empresarios del sector, trabajamos permanentemente por su socialización y asesoramos a los parques de diversiones de todas las categorías y a quienes operan dispositivos de entretenimiento familiar para su correcta aplicación.

Principio General: el objetivo primordial tanto de la ley como de la resolución, fue el de garantizar que el mantenimiento y la operación de las atracciones mecánicas  y los dispositivos de entretenimiento se haga bajo normas y estándares internacionales que buscan proteger la vida humana, el medio ambiente y la calidad de las instalaciones.

Registro previo: un elemento esencial de la normatividad es que en Colombia no se puede  operar un parque de diversiones, de cualquier categoría, o un dispositivo de entretenimiento sin el cumplimiento total de los requisitos exigidos en el art, 3 de la Ley.

Uno de los retos más importantes que tenemos frente a la implementación de la ley es lograr que efectivamente todos los parques de diversiones y los dispositivos de entretenimiento que operan en nuestro país cumplan con este registro, pero lamentablemente aún falta un camino importante por recorrer para lograr el 100 % de cumplimiento.

Alcance, quienes deberían registrarse: como lo dice claramente la ley, deben registrase todos los parques de diversiones de cualquier categoría (atracciones, temáticos, acuáticos, acuarios, delfinarios y oceanários, centros de entretenimiento familiar, zoológicos y/o granjas y centros interactivos), y todos los dispositivos de entretenimiento familiar.

Eso quiere decir que los parques que operan dentro de un restaurante, al interior de un club, o de un complejo turístico, y todos aquellos que son administrados por las cajas de compensación familiar, tienen la obligación no solo de cumplir con todos los protocolos de operación y mantenimiento, sino también de registrarse

ante las secretarías de gobierno de las alcaldías.

Así mismo, tienen la obligación de cumplir con la ley y de registrarse todos los dispositivos de entretenimiento que operan en Colombia, entendidos como, inflables, pistas de karts, play grounds y demás atracciones que funcionan en diferentes parques infantiles; esferas acuáticas, carruseles, torres de escalar, barcos piratas y muchos otros, por mencionar solo algunas de las atracciones que son tan comunes en ferias, bazares, y hasta en esquinas de cualquier lugar ciudad o población en nuestro país.

Si nos vamos a las estadísticas, tenemos que en las ciudades principales las alcaldías y los operadores vienen haciendo un trabajo interesante y los índices de parques y dispositivos registrados vienen en aumento, sin embargo en las ciudades intermedias y poblaciones más pequeñas se percibe un desconocimiento en doble vía y es que muchas veces los operadores presentan la documentación requerida, pero las alcaldías desconocen el trámite que deben adelantar para el registro.

La cadena de la seguridad: en el tema de la seguridad de los parques no basta con que el operador cumpla con la normatividad, la cadena de la seguridad involucra además a los fabricantes y proveedores de atracciones y por supuesto a los usuarios y los entes encargados de la inspección de Vigilancia y Control.

El mejor aliado que puede tener un operador de parques de diversiones en el país a la hora de comprar sus atracciones es un fabricante o proveedor certificado que trabaje bajo los estándares internacionales. Cambiar calidad por economía representa un error mayúsculo en esta industria, pues como en ninguna otra, se hace realidad el adagio popular de que lo “barato sale caro”,  por eso la invitación es que quienes actualmente fabrican atracciones de cualquier tipo lo hagan cumpliendo toda la normatividad internacional que aplica para cada tipo de dispositivo de entretenimiento.

Si contamos con un operador seguro y un fabricante certificado, el tercer elemento en la cadena y no por eso el menos importante es el usuario, éste tiene la obligación de informarse. Cuando ingresamos a un parque de diversiones y compramos una boleta de entrada o adquirimos un pasaporte, nos estamos comprometiendo a cumplir con las normas de seguridad establecidas y a atender las instrucciones de los operarios para el correcto uso de las atracciones; tratar de incumplir con cualquier norma o sugerir a un operario que las pase por alto es poner en riego nuestra integridad física.  Un usuario bien informado, es capaz de exigir un buen servicio.

Inspección, Vigilancia y Control:  la ley 1225 de 2008 y la resolución 0958 le otorga a las alcaldías la función de Inspección, Vigilancia y Control, quienes a su vez deben hacer la inspección documental a través de la cual se verifica que el parque o el dispositivo de entretenimiento cumpla con todos los requisitos que exige la ley para operar. Esta función resulta fundamental a la hora de controlar la informalidad en la industria, que como en otros sectores, es uno de los mayores problemas a los que nos debemos enfrentar.

Colombia, país que ocupa el tercer lugar en número de visitantes a los parques y que se está convirtiendo en un modelo a seguir, tiene el compromiso de seguir liderando todos los temas en cuanto a seguridad de la industria se refiere, y en ese propósito todos tenemos una cuota de responsabilidad, tanto los operadores de parques y de dispositivos, como los fabricantes, proveedores, usuarios, visitantes y por supuesto las autoridades.

Angela M. Díaz P.

Directora Ejecutiva de ACOLAP

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

@ACOLAPorg

Contáctenos

57 1 3 11 5149
Lunch: 11am - 2pm
Dinner: M-Th 5pm - 11pm, Fri-Sat:5pm - 1am
A %d blogueros les gusta esto: